Jacko

Jacko, mi labrador retriever

¿Quién es Jacko?

Perro labrador increíble; macho de manto negro y hace poco ha cumplido 7 añitos (cuando empecé este blog tenía apenas un añito y medio).

Voy a contarte algunos datos de mi perro y como ha evolucionado con los años.

¿Te quedas? 🙂 

NACIMIENTO

Este magnífico perro apareció en mi vida después de mucho meditarlo.

Después de estudiar la raza y ver sus características, finalmente me animé a visitar varios criadores especializados en el labrador de la provincia y decidí tener en mi familia un miembro más.

Mi labrador nació un 23 de Marzo de 2014 en Sevilla; apenas pesaba unos gramos, y ya deseaba estar con él, lo malo de ello, que todavía me esperaban dos meses de espera muy largos…

jacko-nacimiento-labrador

Jacko nació ciego como todos los perros y fue el único macho negro de la camada. Tuve mucha suerte, pues quería un compañero en mi familia con estas dos características para mi perro. 

¿No está para comérselo en la foto? Estaba recién nacido, vamos, que tenía horas…

Era el más glotón de todos sus hermanos y era siempre el último en terminar de comer.

jacko-comiendo-bebe

Crecimiento

Poco a poco fueron pasando los días… abrió los ojos, empezó a corretear, a comer papillas y cosas sólidas, a jugar con sus hermanitos.

En esta foto cumplió un mes y ya veis que porte tiene Jacko.

jacko-labrador-un-mes

 

RECIBIMIENTO

A los dos meses de su nacimiento, a finales de Mayo del 2014, después de la Feria de Sevilla, por fin Jacko entró en mi hogar.

Pesaba casi 10 kilos cuando lo cogí por primera vez; gordito y torpón, juguetón y achuchable, era como un osito de peluche de color negro.

Vaya como pesaba, todavía me acuerdo como me dolía el brazo al sostenerlo, ya que no podía soltarlo por la calle hasta que no tuviera todas sus vacunas.

Llegó a casa, dejé que olisqueara e investigara todas las habitaciones y toda la casa, era su hogar…

Después jugó un largo rato en el patio con su familia y algunos de sus juguetes, y en poco tiempo se quedó frito.

jacko-mi labrador-en-casa

HOY

Desde que entró en mi vida, han pasado casi ocho años, y Jacko, mi labrador retriever, se ha convertido en un perro cariñoso, noble, sumiso, inteligente, amigable, tranquilo, obediente, juguetón, bruto a veces (porque estos perros no sienten dolor de los golpes que se pegan sin querer).

Jacko es ideal, es mi perro, amigo fiel y un miembro más en la familia.

jacko- mi labrador-adulto

Por último

¿Qué más puedo deciros de Jacko?

Como a cualquier labrador, le encanta y le apasiona la comida. 

También le gusta el agua y nadar, jugar a la pelota, y coincidir en el parque con otros amigos perrunos.

Es una raza que necesita estar siempre rodeado de su dueña, ya que son animales muy dependientes y no sirven para ser perros guardianes de la casa.

Eso sí, no hay momento en el que tu labrador no vaya detrás tuya, tenlo por seguro.

Por último, os recomiendo el labrador retriever a las familias con niños, ya que es un perro perfecto para los más pequeños, dado su carácter juguetón, bonachón, cariñoso y sumiso.

Con ayuda de Jacko y en este blogvamos a ver muchos consejos y aprender trucos para convivir y disfrutar de nuestro perro lo máximo posible.

¡¡Apúntate ya!! ¿A que estás esperando?? Estamos deseando conocerte 🙂